Programadores de Riego para Jardín. Análisis y Guía de Compra

Los jardines aportan no solo un componente estético a los entornos, también resultan ser un espacio idóneo para el relax. Por esto, es fundamental mantenerlos en óptimo estado, libres de malezas y perfectamente regados. En este sentido, los programadores de riego son el mejor aliado para embellecer tus plantas, al tiempo que ahorras agua, tiempo y esfuerzo.

¿Cómo elegir los Mejores Programadores de Riego para Jardín?

Si estás buscando una herramienta que cubra todas las necesidades de humedad de tus plantas, en esta guía para comprar el mejor programador de riego para tu jardín, podrás conocer los principales aspectos que debes tomar en cuenta antes de realizar tu compra. La idea es que encuentres el producto que cubra tus expectativas y que mantenga tus plantas en optimo estado.

Guía de Compra de Programadores de riego

Funcionalidad y Programación

Los programadores de riego están concebidos para programar ciclos de riego de forma automática, pudiéndose elegir las programaciones más convenientes, según nuestras necesidades y las de nuestras plantas. Por esto, todos estos equipos están dotados con dos mandos básicos, uno para programar el ciclo y otro para establecer la duración y frecuencia.

Algunos de los mejores modelos proporcionan una frecuencia de riego que puede llegar hasta las 72 horas; sin embargo, es aconsejable elegir un aparato que te brinde gran diversidad de opciones a este respecto. Por otro lado, la duración del riego puede estar en un rango que va desde unos pocos minutos, hasta varias horas, tal como sucede con un equipo de riego por goteo.

También existen programadores capaces de regar las plantas o el césped hasta por 24 horas continuas; aunque lo más usual es que encuentres aquellos que riegan por 4 o 2 horas. Así mismo, encontrarás modelos que cuentan con programas predeterminados, gracias a lo cual resultan muy sencillos de usar; ya que solo tienes que elegir en su mando el ciclo que más te convenga.

Estos sistemas de riego están pensados para facilitarnos la vida, ya que no hace falta estar en casa para que realicen un óptimo desempeño, pues el sistema trabaja de forma automática. No solo favorece el ahorro de tiempo y de esfuerzo, sino también el ahorro de agua; sobre todo, cuando los equipos son programados para el riego en la noche o en las primeras horas de la mañana, cuando no hay evaporación por calor del sol.

Tipos

Actualmente existe un amplio abanico de programadores, lo que van desde los más complejos y sofisticados aparatos para grandes superficies o distintas zonas de riego, hasta los más sencillos y manejables, recomendados para uso doméstico. Por esto, en tu comparativa de programadores de riego podrás encontrar que existen diversos tipos, de acuerdo a sus características técnicas.

En este sentido, tenemos los programadores de batería con válvula incorporada, los del tipo digital por tiempo con o sin registro de caudal, también están aquellos que funcionan con batería con salidas a solenoides “latch”. Así mismo, podrás encontrar tipos de programadores de horarios con mandos mecánicos; otros, volumétricos multicable o monocable y por último, los programadores modulares.

Tecnología

La tecnología también se ha hecho presente y ha evolucionado a estos aparatos, convirtiéndolos en equipos fiables, eficientes y con un alto rendimiento. Por esto, a fin de maximizar el cuidado y mantenimiento de tus jardines o huertos, algunos modelos están equipados con tecnología avanzada; por lo que además de hacer su función de riego, también ofrecen un suministro de fertilizante líquido junto con el caudal de agua.

Así mismo, existen programadores capaces de conectarse con la web del clima y gracias a la compatibilidad con un sensor meteorológico, pueden ajustar el riego dependiendo de la lluvia, del viento y de la temperatura externa.

Estaciones

Dado que todas las plantas tienen necesidades de riego diferentes, para mantenerlas en el mejor estado es importante que zonifiques el terreno considerando las diversas especies. Además, cuando se trata de regar amplias superficies, como el césped de zonas residenciales o un cultivo, lo más recomendable es que elijas, indistintamente de cuánto cuesta, un modelo de programador multizonas o con varias estaciones. Si por el contrario, tienes un jardín con dimensiones reducidas, un programador con una sola estación podría ser suficiente.

Diseño

En el mercado podrás encontrar modelos que según el diseño con el que cuentan, pueden clasificarse en digitales y analógicos. Los equipos digitales se caracterizan por incorporar una pantalla LCD, en la cual se establece o se elige la programación. Son los recomendados para sistemas de riego de forma profesional y para jardines frondosos.

Con respecto a los dispositivos analógicos, estos funcionan basando su sistema en un reloj mecánico; su función es abrir y cerrar el caudal de agua durante un tiempo determinado. Es utilizado especialmente por aquellos que necesitan un equipo básico pero funcional; además, su coste suele ser más asequible que sus contrapartes digitales, por lo que si buscas un producto económico, esta podría ser una buena opción.

Las ventajas de elegir Programadores de Riego para Jardín

Entre sus ventajas destaca primero que nada que se trata de dispositivos multifuncionales, pues en muchos casos, además de poder utilizarse para el riego normal, también permitirá dosificar el suministro de fertilizante líquido en el caudal del agua, así como aportarlo a las plantas de forma uniforme mientras riega el jardín.

Se trata también de un sistema muy seguro para las plantas, ya que aunque no estés en casa o te olvides de regar un fin de semana, el programador se accionará ya que se trata de un dispositivo que funciona de forma totalmente autónoma. También es muy interesante desde el punto de que supondrá un gran ahorro de agua, puesto que el suministro de agua utilizando el programador es realmente eficiente. Además se ahorrará todavía más si se programa el dispositivo para que el jardín se riegue al amanecer o por la noche, cuando la presión es la máxima y no existe evaporación a causa del sol.

Algunos de estos dispositivos incorporan un sensor de sequedad y de lluvia y riegan sólo cuando es necesario. Y además de todo esto, el riego es un sistema realmente bueno para las plantas, ya que reparten el agua muchísimo más que si se riega con la manguera de forma manual y además se ahorra mucho espacio y por supuesto también tiempo y esfuerzo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario